Bienvenidos

Villa de Rubeis Florit es una noble mansión friulana del s. XVIII cuyos orígenes se remontan al s. XIII, como demuestra la bodega con bóveda de cañón rebajada y la fecha de 1273 grabada en el coronamiento de una chimenea. Ha sido propiedad de numerosas familias nobles:

los condes de Rubeis, los Frangipane, los Cristofoli y muchos otros personajes ilustres, como los geógrafos Giovanni y Olinto Marinelli. A los condes Frangipane, señores de Tarcento, se les atribuye la reforma del s. XVII, mientras que los magníficos pavimentos de terrazo palladiano, los ricos estucos, las puertas con espejos pintados y las chimeneas de piedra corresponden al s. XVIII. Es uno de los edificios mejor conservados de la región y es monumento nacional. Actualmente es propiedad de la familia Cher.

Bodas y eventos

Para celebrar cualquier tipo de evento o un banquete de boda especial y exclusivo, la villa dispone de espacios maravillosos, algunos adecuados para el aperitivo y otros para el banquete. En cualquier caso, todos son perfectos para quienes buscan un ambiente tranquilo, privado y acogedor.

En la villa también se pueden organizar fiestas de graduación, fiestas de empresa, fiestas para adultos y niños, y fiestas de cumpleaños para todas las edades. Todo ello, en un ambiente elegante, que satisface también los gustos de los jóvenes.

Habitaciones

Tres elegantes habitaciones de dimensiones amplias y con mobiliario y estucos de época originales, le acogerán en esta residencia histórica, rodeada de verde.
Las habitaciones son perfectas para cualquier tipo de estancia, tanto de trabajo como de placer.
Los huéspedes también disponen de una simpática y característica cocina, completamente equipada, y de un amplio jardín. Si alquila las tres habitaciones, podrá disfrutar en exclusiva de toda la villa.